“Todo lo que empieza, termina”

Montessori es una educación para la vida, prepara a las niñas y niños para enfrentar los retos de la vida. Cerrar ciclos, terminar lo que se empieza; este es uno de los elementos que se trabaja desde el principio.

Cada material tiene una presentación que le muestra al niño como realizar el ejercicio, una secuencia de pasos ordenada, para que se cumplan objetivos a corto, mediano y largo plazo. Dentro de la presentación tiene gran importancia el terminar el ejercicio,  guardar el material en el estante y dejarlo listo para que otro niño lo tome. Le damos importancia al proceso de ejercicio, los elementos o retos que se les presenta al realizar el trabajo y la fuerza de voluntad que se fortalece al terminarlo.

Es un principio de vida, “todo lo que empieza, termina”.  Tal vez empezar sea fácil, es posible que iniciar se dificulte, porque implica elegir, tomar decisiones, asumir un reto. Para terminar se requiere disciplina, audacia, fuerza de voluntad. Tú hijo practica todos los días, promovemos que lo haga con gusto y por el placer de aprender.

Artículos de interés