Abstracciones Materializadas

Un objetivo esencial de nuestra propuesta educativa es promover el desarrollo, el refinamiento, el fortalecimiento y la diferenciación de la vida sensorial del niño.

La inteligencia se desarrolla a partir de informaciones sensoriales y exploraciones motrices desde los primeros meses. Por esto es conveniente estimular y ejercitar los sentidos a fin de mejorar el mundo cognitivo del pequeño.

Al material sensorial María Montessori le llamaba “abstracciones materializadas”, porque es a través de él, de la manipulación y la experimentación que el niño o la niña llegan a entender conceptos como
largo – corto, ancho – delgado, áspero – liso, frío – caliente, pesado – ligero, dulce -amargo, etc. Hay material específico para desarrollar y refinar cada uno de los sentidos. Al mismo tiempo que se aprende a través de los sentidos, se desarrolla la inteligencia con el movimiento. El material se lleva a la mesa o al tapete cargando una cosa a la vez y con las dos manos, caminando despacio, evitando pisar los tapetes y respetando el trabajo de los demás. Se usa el material con movimientos ordenados, coordinados y secuenciales.

Artículos de interés