Enfoque indirecto

Para comprender la educación Montessori en cualquier área, es importante recordar que el enfoque siempre es indirecto; nunca el directo de la educación tradicional. El enorme respeto de la doctora Montessori por los misteriosos poderes que forman al niño desde el momento de la concepción, la condujeron a temer cualquier interferencia directa con su desenvolvimiento.

“Estamos aquí para ofrecer a esta vida, que llegó al mundo por sí misma, los medios necesarios para su desarrollo, y una vez cumplida esa exigencia debemos esperar dicho desarrollo con respeto”. M. Montessori.

El enfoque indirecto por el que abogaba la doctora Montessori para ayudar al niño a descubrir la comunicación escrita, comienza desde su nacimiento. Debido a que la comunicación escrita es un lenguaje visualizado, y como tal, una extensión del lenguaje oral del niño, es importante que su medio ambiente esté saturado de sonidos humanos desde sus primeros momentos. No debe ser mantenido aparte de la vida social ni siquiera cuando es una criatura pequeñita, sino que debe ser incluido en todo lo que hace la familia. Se le debe hablar y escuchar con paciencia e interés. Se le deben decir los nombres de todas las cosas en su medio ambiente, no solo “árbol”, sino “Roble” ya que este es el periodo de la mente absorbente, cuando él aprende esas cosas naturalmente.

Artículos de interés