Autodisciplina espontánea

Citando a Montessori: “Es claro que la disciplina, la cual se revela en sí misma en un ambiente Montessori, es algo que viene más de adentro que de fuera. Pero esta disciplina no ha venido a la existencia en un solo día, semanas o mes; sino que es el resultado de un largo crecimiento interno y de logros ganados a través de meses de entrenamiento” Esta disciplina interna no se revelará si existe una discrepancia entre el ambiente de la escuela y el de la casa.

Si el ambiente del niño en la casa es muy indulgente y permisivo o demasiado inflexible o rígido no será posible que, en un corto tiempo, el niño cambie su visión, sin embargo, si se entiende el verdadero propósito de la educación Montessori, y si en casa y en la escuela reciben la misma dirección, esta autodisciplina llegará.

Montessori describe la atmósfera en una aula de niños auto disciplinados como “el período en el cual la disciplina llega a ser establecida como paz activa, obediencia y amor; cuando el trabajo es perfeccionado y multiplicado, como cuando las flores adquieren sus colores y se preparan para una distante cosecha de dulce y nutritiva fruta”.

Artículos de interés